Presentación


El Niño es un fenómeno climático relacionado con el calentamiento del Pacífico oriental ecuatorial, el cual se manifiesta erráticamente cíclico (se puede presentar en ciclos de entre tres y ocho años) que consiste en realidad en la fase cálida del patrón climático del Pacífico ecuatorial denominado El Niño-Oscilación del Sur (El Niño-Southern Oscillation - ENSO por sus siglas en inglés), donde la fase de enfriamiento recibe el nombre de La Niña.

Este fenómeno, en sus manifestaciones más intensas, provoca estragos en la zona intertropical y ecuatorial debido a las intensas lluvias, afectando principalmente a la región costera del Pacífico de América del Sur.

Las consecuencias de este fenómeno climático en América del Sur son:
• Alteración de los efectos de la corriente de Humboldt.
• Pérdidas pesqueras en ciertas especies e incremento en otras.
• Periodos muy húmedos y de baja presión atmosférica.
• Intensa formación de nubes generadas con presencia de lluvias intensas.
• Generación de huaicos (Aluviones), deslizamiento y subsidencias.
• Pérdidas agrícolas.

Se considera que las inundaciones y sequías asociadas al fenómeno de El Niño tendrán su impacto en la salud, incluyendo el incremento de enfermedades infecciosas, la reducción de los suministros de agua segura, al aumento de los niveles de polución y a una mayor cantidad de desastres. Las enfermedades transmitidas por alimentos pudieran incrementarse como resultado de la afectación de la refrigeración de alimentos y vacunas, debido a los cortes de energía eléctrica. Las inundaciones incrementan la aparición de enfermedades transmitidas por el agua, tales como Leptospirosis y Esquistosomiasis. El volumen y la duración de las precipitaciones es un factor básico para el incremento de las enfermedades infecciosas transmitidas por agua, insectos y roedores (Dengue, Fiebre amarilla y Malaria); también favorecen que los animales salgan de sus madrigueras y busquen abrigo en las casa, por lo que se incrementa el contacto entre los hombres y los animales y el riesgo de contraer enfermedades como la Peste, Hantavirus.

La jurisdicción de Lima Este tiene, en el aspecto geográfico, una amplia variedad de microclimas que sumados a la próxima presencia del Fenómeno El Niño de magnitud moderada a alta, condicionará el incremento de las precipitaciones pluviales que se agudizará en los meses de verano; esto traerá como consecuencia la presencia de eventos adversos destructores como los huaycos, desbordes, inundaciones, derrumbes, deslizamientos y colapsos de estructuras; poniendo en riesgo la vida y los medio de vida de las personas. Estos eventos adversos que tienen como consecuencia daños a la salud de las personas, lo cual incrementa la demanda en la atención de las emergencias.

De acuerdo a lo antecedentes históricos hubo desbordes de los ríos Santa Eulalia y Rímac en las zonas altas de Chosica, desborde del río Huaycoloro ubicado afectando las zonas de Huachipa y de Santa María en San Juan de Lurigancho.

En este proceso el Centro de Prevención y Control de Emergencias y Desastres de la DISA IV L.E elabora el presente plan a fin de realizar las acciones de prevención y respuesta correspondientes y concordante a la Ley 29664 - Ley del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres, que mitiguen los probables daños a producirse en la jurisdicción.